¿Eres Víctima o Responsable de lo que te sucede?

victima-blog-coachingandyou

En el Desayuno del 14 de Noviembre hemos reflexionado en Coaching&YOU acerca de la distinción Víctima vs Responsable.

Para mí ha sido de nuevo un gran placer compartir con todos los asistentes mi perspectiva, mi punto de vista acerca de una distinción, en este caso la que nos ocupa, y a la vez disfrutar y aprender de esta enriquecedora experiencia.

¿Quién de nosotros, en algún momento de nuestra vida, no hemos vivido como una Víctima? ¿Qué hemos pensado en esos momentos, qué hemos sentido, y cuál ha sido nuestra corporalidad? ¿Qué comportamiento ha dado lugar esa actitud?

Cuando vivimos una situación como Víctimas, nos sentimos (como hemos visto a través de una Sopa de Letras) desamparados, débiles, impotentes, indefensos, inseguros, desgraciados, ESCLAVOS… sentimientos todos ellos provocados, en buena medida, por las historias que nos contamos en esos momentos. ¿Cómo modificar nuestras emociones para que pasen a ser más positivas? ¿Cómo cambiar a vivir como Responsables? Para conseguir esto es muy importante modificar las creencias que en ocasiones nos limitan.

Si en lugar de plantearnos “¿Por qué me ha tocado a mí esta gran desgracia?”, si en lugar de decirme a mí mismo “Ante esta situación, yo no puedo hacer nada, me siento impotente”, si en lugar de pensar “No puedo ser feliz ante esta desdicha”, me contara historias como esta otra: “No estoy pasando por un buen momento, sin embargo estoy convencido de que muy pronto voy a salir de él, en breve voy a ver la luz en este túnel”, mi actitud cambiaría, lo que daría lugar a una modificación de comportamiento.

Cuando vivo una situación como Responsable no tiro balones fuera, culpando a otras personas, a la sociedad, a la crisis, etc. de mi comportamiento, sino que reflexiono acerca de cuál es mi grado de responsabilidad en lo que me está sucediendo.

Cuando mi actitud es de una persona Responsable, mi emocionalidad es completamente diferente a la de Víctima, me siento fuerte, amparado, protegido, optimista, seguro, esperanzado y LIBRE, porque puedo ELEGIR.
Quizá esta sea la CLAVE diferenciadora, entre la “ESCLAVITUD Y LA LIBERTAD”.

Cuando mi actitud ante un ambiente o circunstancia adverso es de Responsable, elijo valorar cuál es mi grado de responsabilidad y me comprometo a salir de esa situación. Frente a la OTRA ELECCIÓN, la actitud de Víctima, en la que elijo quejarme, lamentarme, responsabilizar a los demás y no hacer nada para salir de esas circunstancias.

Quisiera invitaros a hacer otra reflexión: ¿Nos interesa, a veces, sacar provecho a nuestro rol de Víctimas? ¿Cuál es nuestro beneficio oculto? ¿Es más cómodo asumir este papel que el de Responsable? ¿Requiere menor esfuerzo?
Cuando nuestra actitud es de Víctima podemos pensar, “como soy débil, como soy una desgraciada, merezco la simpatía, la atención del resto de personas, y que se haga justicia conmigo”.

Para concluir, tan solo una última apreciación que, en mi opinión, quizá nos va a llevar a otra distinción…. Cuando vivo como víctima unas desfavorables circunstancias, (pensando que ante ellas no puedo hacer nada), ¿me tengo LÁSTIMA a mí mismo?. Cuando vivo como responsable (pensando que ante esas circunstancias, soy libre y puedo elegir cambiarlas o al menos puedo elegir mi actitud ante ellas), ¿me tengo COMPASIÓN a mí mismo?.
Desde mi punto de vista, cuando soy Víctima, miro a mi propio sufrimiento desde el MIEDO, sin embargo, cuando soy Responsable lo miro desde el AMOR, que es a mi parecer la diferencia existente entre Lástima y Compasión.

Muchas gracias. ¡Hasta pronto!

Carmen García
Coach & Mentor